Ahorrar en alimentación y mejorar la calidad

 

Foros PREPARACION Alimentación y nutrición Ahorrar en alimentación y mejorar la calidad

  • Este debate está vacío.
Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #2654
      locoatardecer

      Ahorrar en alimentación y mejorar la calidad
      por Locoatardecer – para Preparacionismo.com

      Este es un tema de esos que todo el mundo conoce, todo el mundo te dice que es cierto, pero que también muchos reconocen no hacer.

      La fabricación casera de muchos de los productos que las familias compran hechos o procesados, es un ahorro muy grande para las familias, tanto en lo económico como en lo práctico pero esta vez quiero hacer un análisis en base a algunos puntos.

      • Economía familiar
      • Herramientas (modernas / no modernas)
      • Ahorro del tiempo / pérdida de tiempo
      • Necesidad de espacio (almacenamiento / producción)
      • Tipo de alimentación
      • Conservación

      Economía familiar

      Fabricar un alimento (en su gran mayoría) es un ahorro de dinero, sobre todo en las cosas mas básicas, y aunque es cierto que lleva cierto trabajo y algo de tiempo, también es cierto que el producto hecho en casa mejora aspectos importantes para la famlia, como son la salud, la calidad alimentaria, y además para nosotros mejora la capacidad de autosuficiencia.

      El término autosuficiencia ligado solamente a los aspectos de una granja es un error muy típico, la autosuficiencia también es poder hacer el pan, los fideos, el queso, el yogurt, etc. Agregando además el plus de hacerlo uno mismo, y a nuestro gusto.

      Además en muchos de los alimentos que se fabrican, ganaremos algo de dinero en forma de ahorro. Y aunque vamos a poner  nuestro trabajo y habrá algún coste en materiales y energético, en la mayoría de los casos, a la larga, se ahorra. Y cuando no se ahorra mucho en dinero, se ahorrará en salud.

      Lo bueno de la mayoría de preparados caseros, es que no hacen falta demasiadas herramientas que salgan de lo que ya tenemos, y que casi todo se puede mas o menos solventar sin comprar. Algunas veces podremos fabricar soluciones caseras y si hay que comprar se amortizan muy bien.

      En cuanto al coste energético hay algunos trucos para ahorrar, tal como apagar el horno antes de terminar la cocción y que se termine de cocinar con el calor que queda, (en ollas igual) hacer bastante cantidad a un mismo tiempo (o cocciónes de dos cosas a la vez) y luego congelar, utilizar ollas a presión, aprender sobre la cocción pasiva, y mucho mas.

      En el tema de precios y teniendo en cuenta lo que salen los productos básicos para fabricar por nosotros mismos, tenemos que tener en cuenta que para cada persona las cuentas salen diferente según:

      • Cada uno maneja unos precios distintos según dónde viva y dónde compre.
      • Cada familia tiene unos hábitos de consumo diferentes.
      • Cada persona tiene un tiempo limitado / recursos limitados / recursos de cocina limitados.
      • Por mas variedad que tengamos al comer, lo que nos interesa es producir aquello que es mas habitual en nuestra cocina, ya que es lo que produce un verdadero impacto en nuestra economía. (luego podemos extenderlo a cosas esporádicas si queremos).

      Por eso, cada familia tiene que hacer su propio estudio económico con un formato muy fácil de seguir realizando un cuadro del tipo:

       

      • Tipo de Comida
      • Coste de compra
      • Coste de fabricarlo
      • Ahorro. (Diferencia entre “coste de compra” y “Coste de fabricarlo”)
      • Cantidad. (Cantidad de veces a la semana que estimamos comemos esa comida)
      • Ahorro semanal. (Multiplicar “Ahorro” por “Cantidad”)

       


      Herramientas de cocina

      Muchas veces verán en el blog que pongo recetas del robot de cocina Thermomix, y la gente puede pensar (me lo dice la gente que me rodea) “tu porque tienes la máquina esa que lo hace todo”, categoricamente NO. Es porque nos ocupamos de hacer las cosas, cuando no lo teníamos las hacíamos también.

      El 99.9% de lo que se hace en una casa no tiene por obligación que hacerse con ningúna máquina. Es cierto que hay tareas en las que esta máquina es “casi” irreemplazable (hacer harina o azúcar glass por ejemplo son tareas complejas sin maquina), o que otras máquinas nos pueden facilitar una tarea mas ardua (por ejemplo la cortadora de pasta). Pero nada mas. Nuestros antepasados no tenían siquiera luz eléctrica y lo hacian todo sin las facilidades de hoy día, y se hacía.

      Si que es cierto que lo que no nos pueden faltar elementos básicos de cocina, que son los que nos facilitan las tareas y que hoy en día tenemos la suerte de que estén disponibles y sean accesibles. Hace no tantos años, conseguir ciertos moldes, cortadores de pasta, etc. requerían de encontrarlos y de poder pagar precios altos, hoy en día en cualquier supermercado se consiguen.

      Para poder definir un poco mas las herramientas, y saber que cosas necesitamos tener, primero hay que mirar la alimentación.

      ¿Consumimos pan? ¿En barra o en molde?  y para eso necesitaremos modes para el pan de molde o quizás los moldes de Plumcake, y si fuese de barras también hay hay moldes, pero se pueden hacer sin problema en la fuente del horno y sin molde. Es decir, buscar que necesidades tenemos y racionalizar la compra.

      Sobre todo al principio ya que en internet todo el mundo es un “purista” y un “perfeccionista” con fotos de portada de libro, y para eso nos muestran herramientas y máquinas y productos traidos de lejanas tierras, etc. Y nosotros en nuestro desconocimiento podemos pensar que todo eso es necesario, y no suele ser así, salvo en cosas muy puntuales.

      También muchos útiles de cocina se pueden fabricar, tal como comento mas arriba, otros tendremos que comprarlos o suplirlos con imaginación. Podemos ponernos en señoritos y comprar un elemento para colgar la pasta o usar un palo y colgarla entre dos sillas… la imaginación también ahorra y no salir a comprar por comprar hasta no probar es una buena idea para no caer en un error consumista, bastante común hoy día.

      Luego existe una amplia gama de electrodomésticos con las capacidades de hacer unas y otras cosas, los cuales nos facilitan mucho la vida.

      Desde el punto de economizar tiempo es un gran punto a favor del electrodoméstico (en una situación normal y habitual), desde el punto de vista preparacionista, toda máquina que no requiera electricidad es una opción mejor para nuestra preparación. Pero también es cierto que una cosa no tiene porque quitar la otra y podemos aprender procesos manuales y luego diariamente usar un electrodoméstico.

      La compra de electrodomésticos de cocina pueden tener un elevado precio, es cierto, pero ese dinero es una inversión, es un dinero que nos vendrá devuelto varias veces en ahorro, sobre todo de tiempo.

      También facilitan las preparaciones, lo que ayuda a introducirse en la fabricación haciendolo todo mas sencillo desde el principio y uno se anima más. Aunque después continuemos creciendo en la autosuficiencia y pasemos a prácticas mas manuales.


      Ahorro de tiempo / pérdida de tiempo

      Hay personas que piensan que fabricar es una pérdida de tiempo importante, y yo les digo que de eso nada, que es dejar de tirar el tiempo en otras cosas y dedicarnos a “invertir” tiempo en mejorar la alimentación.

      Y subrayo el término “invertir” porque es cierto que es mejor invertir tiempo en hacer pasta casera, que sentar el culo a ver la serie zombie de moda… aunque te guste ver series, digo, sigue siendo mejor poner comida casera y sin aditivos a tu familia, si es que hubiera que elegir entre hacer una cosa u otra.

      Por otra parte la fabricación tiene el problema de que el ahorro de tiempo que se consigue es invisible y por eso la gente pocas veces lo valora correctamente.

      Si haces el pan para toda la semana, además de gastar una fracción del dinero, te vas a ahorrar todas esas veces en que fuiste hasta la panadería (o al super con la consabida cola), que te atiendan, pagar, y volver a casa. Empieza a sumar a la semana y te sorprenderás.

      Y si haces cantidades grandes y has congelado unas cantidades de comida fraccionada, que solo necesitarás descongelar, cocinar y consumir. Ese tiempo ahorrado ¿no lo cuentas?

      Al final hacer pan para toda la semana requiere de unos 10 a 15 minutos de atención (luego de forma desatendida tendras tiempos de levado y cocción en los que no haces nada), y en el tiempo en que has ido una sola vez a la panadería tendrás cubierta toda una semana.

      Entonces ¿pierdes tiempo? ¿ahorras tiempo? ¿inviertes tiempo?… conceptos que deberías revalorar.


      Necesidad de espacio

      Es evidente que para producir hace falta espacio, tanto para productos de despensa, como para los electrodomésticos, para la fabricación, y para el almacenamiento de los productos terminados. Y eso nos puede limitar, claro que si, pero no nos debe inmovilizar.

      Quizás tengamos que ceder algo de espacio de otras cosas para estas otras, pero que nos permitan introducir en nuestra casa una mejora sustancial de la alimentación, es decir, vamos a ceder de cosas que igual no usamos en los ultimos dos años, para algo que nos ayudará en el día a día.

      Y sobre todo es una cuestión de voluntad. Yo no tengo una cocina muy grande por lo que la mayoría de las cosas que hago que requieran espacio lo hago en la mesa del salón o en una mesa plegable que tengo para usos varios y que la despliego para estas cosas, a veces uniéndola incluso a la del salón. Si… monto muchas veces un buen lío, pero disfruto de los resultados también.

      Quizás la parte mas complicada es la de la conservación de esos productos, dado que muchos de los procesados los vamos a hacer con cierto volúmen y requerirán de una nevera grande o un congelador espacioso. Los que tienen dos neveras o arcones congeladores no tendrán grandes problemas, pero los que como yo, tenemos una nevera normal con su congelador normal, es una simple cuestión de producir cuando tenemos espacio para almacenar en frio esos productos, o reducir lo que se compra en el super para dejar espacio a nuestros productos.

      Se entiende que también hay productos que simplemente se guardarán en despensa, pero ahí ya tenemos mas opciones, por eso hago mas incapié en los productos refrigerados.

       


      Tipo de alimentación

      Es evidente que el hecho de hacer nuestros propios procesos tiene un impacto directo en la calidad de la alimentación, saber exactamente de que está hecho lo que comemos, que calidad hemos usado para prepararlos, y saber que no lleva aditivos, es en si misma, la gran ventaja de todo esto.

      Introducirnos en la fabricación de nuestra comida, además nos da la ventaja de ir probando cosas, con el probar conseguimos una mejora en la variedad de lo que comemos, y una costumbre de probar cosas nuevas. Y con este probar también aprendemos a encontrar esas recetas que son fáciles de hacer, rápidas, en las que ahorramos y además están ricas. Unas recetas que evidentemente se repetirán, aumentando la calidad de lo que comemos en cantidad de veces y resultando un aumento del ahorro.

      Como ejemplo, tengo una amiga que cada dos días hace magdalenas frescas o bizcocho fresco para desayunar. Mucha gente podrá decir ¡que pereza!, pues ella le ha tomado la mano a dos o tres recetas, que hace día por medio. Esa repetición hace que para ella hacer esas recetas resulten de lo mas sencillo y en lo que ella describe como “en un minuto”, le da a su familia un producto barato y de calidad todas las mañanas. Ni mas ni menos. Diras, ¡que envidia! … que no te de envidia… hazlo tu mismo/a.


      Conservación

      El punto mas complicado es la conservación. No olvidemos que los productos que compramos llevan conservantes y unos procesos industriales para que la comida se mantenga por mucho tiempo en buen estado.

      Por esto es de SUMA IMPORTANCIA, tener cuidado en la conservación y en el rotulado / etiquetado de todo lo que hacemos. Conocer los tiempos de almacenamiento / congelado / frío para los productos que producimos y no dejar que estos productos tengan un consumo muy largo en el tiempo.

      Debemos aprender de conservación tanto o mas que de cocina porque es parte de la salud de la familia.

      Un ejemplo claro de esto son las conservas en frascos. Debemos saber muy bien como es el proceso de esterilización, tener muy claro cuales son los problemas de las mismas y maximizar los controles. Lo mismo sucede con el envasado al vacío o el congelado por largo tiempo.

      Para ayudar en esta tarea en preparacionismo.com tenemos imprimibles que nos ayudan al control de todo esto, disponibles en la sección Documentos dónde están explicados y detallados o desde Imprimibles dónde está el listado de todos los imprimibles de la página.


      Conclusiones

      Ya sea para abaratar en el producto de consumo diario como para hacer una tarta para un cumpleaños, el ahorro general en las familias puede ser determinante, aún cuando tengamos que invertir en algunos elementos de cocina.

      Este ahorro en los tiempos que corren, pueden hacer una gran diferencia en el “fin de mes” y además lo haremos mejorando el tipo de alimentación de la familia y la variedad de la misma. Sumando la gran satisfacción que produce el poner en la mesa algo que hemos hecho nosotros mismos y sabiendo la mejora que significa, lo que ponemos en la mesa.

      Ahora también sabemos que esa “inversion” en tiempo, puede ser muy rentable si aprovechamos la fabricación de ciertas cantidades, y que ese tiempo invertido es en favor de una mejora sustancial en la alimentación.

      Animo a todos a comprar menos procesados y a hacer mas en casa, ahorrar, mejorar la alimentación y porque no decirlo, sentirnos orgullosos de haberlo hecho con nuestras propias manos.

      Espero que les sea útil. Locoatardecer.

Mostrando 0 respuestas a los debates

Debes estar registrado para responder a este debate.

Foros PREPARACION Alimentación y nutrición Ahorrar en alimentación y mejorar la calidad

Sorry, the comment form is closed at this time.