Asentador de filo casero, para cuchillos, navajas y herramientas

 

Foros HAGALO USTED MISMO (DIY) Madera Asentador de filo casero, para cuchillos, navajas y herramientas

  • Este debate está vacío.
Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #2694
      locoatardecer

      Asentador de filo casero, para cuchillos, navajas y herramientas
      por Locoatardecer – para Preparacionismo.com

      Este es un brico sencillo de hacer, que no lleva demasiado tiempo y que es muy útil. Aunque hay que contar con materiales que no todo el mundo tiene en casa pero que no son difíciles de conseguir.

      Tenía un asentador anterior que hice con lo que tenía a mano para salir del paso y al final terminó siendo 6 años o así…  al final decidí jubilarle y hacer uno un poco mas cómodo y más grande.

      Utilicé el ancho de mi anterior asentador porque me siento cómodo con ello y el largo de la parte útil de éste, es igual al largo de todo mi asentador anterior, que era solo una tabla rectangular sin mango y solo una zona de cuatro dedos para asirle.

      Creo que las medidas que tiene este nuevo permite asentar filos de cuchillas y cuchillos largos de forma mas cómoda.

      El mango lo hice con esa forma para que sea comodo alojarlo en la palma de la mano ya que a pesar de que se pasa el filo como “acariciando” la superficie, es cierto que tiene que estar firme.

      Me gusta para esto utilizar como soporte el “DM” porque es barato y porque absorbe y pega bien. Lo unico malo es que una caida puede “abollar” o comprimir una punta. Podría usarse cualquier otra madera.

      Por un lado le pegué un trozo de cuero con cemento de contacto sin tolueno, poniendo como siempre sobre las dos superficies limpias, una pasada fina por ambas caras y luego pegando. Le pongo una madera encima y algo de peso y lo dejo un par de horas para que quede lo mas plano posible. Cosa importante. Luego le quito el peso y le dejo al aire para que seque hasta el otro día.

      Al otro lado voy a aplicar una capa de “Oxido de cromo” que es la pasta de pulir de color verde. De hecho voy a reciclar unos sobrantes de unos kits de herramietas para dremel.

      Corto unos trozos y los meto en un frasco de cristal bajo, en cristal porque vamos a utilizar como disolvente el Aguarrás y con esto vamos a formar la “pintura” de Oxido de cromo que hará de pulimento del filo.

      Al final por falta de tiempo machaqué dentro del cristal estos trozos secos pero no lo hice suficientemente bien y algún grumo ha quedado, nada que no se solucione con mas trabajo mecánico sobre la pasta, pero lo suyo hubiera sido machacar en el mortero hasta que sea un polvo fino y luego hacer la pasta.

      Como se ve más abajo, hace como una crema, y una vez obtenida la aplico con la mano, usando guantes porque el resultado es grasoso y es difícil de sacar de la mano.

      A medida que aplicamos sobre la tabla directamente, nos va secando la mezcla así que siempre se le va agregando un poco mas de aguarrás a la mezcla.

      Primero le doy una mano fina y no muy líquida para que no absorva mucho el aguarrás la tabla. La medida es que al aplicarlo veamos que “estira” sin problema, ya digo que es un poco grasosa y tiene que resbalar bien el dedo.

      La primera capa recordar hacerla fina e intentando cubrir toda la superficie de forma pareja.

      Dejo secar y le doy una segunda capa esta vez mas líquida y emparejando la superficie lo mas posible (que la capa sea lo mas homogenea posible).

      El resultado que vamos a conseguir con esto, visto con un microscópio, es la de la foto de abajo, dónde se ve la superficie de pulido microscópica que hemos hecho. (Aunque esta imagen es de mi anterior asentador ya muy castigado, nos da una idea). Y para que esta superficie sea efectiva es necesario que quede lo mas plana y pareja posible.

      Imagen

      Aquí la aplicación de las dos manos aún humeda. Se pueden ver marcas de la aplicación pero por eso no preocuparse.

      Aquí lo tenemos ya seco, aunque aún por bajo no lo estará.

      El proceso siguiente es el lijado de la superficie para emparejarlo, pero si no ha secado del todo, al lijar formará grumos, arrastraremos material y se soltará parte de ese material de la tabla. Así que es importante dejarla unos días a la sombra a que seque totalmente porque depende de esto no perder todo el trabajo.

      Aquí empiezo el proceso de lijado, se ve que hay marcas mas blancas fruto de la lija que ataca a las superficies que sobresalen mas. Y lo que queremos en este punto es igualar toda la superficie.

      Si está bien seco, no tenemos que tener miedo de lijar, pero hay que hacerlo, plano, suave, y parejo. Mejor si nos ayudamos con algún taco de madera para pasar la lija, y que nos asegure un lijado plano.

      Acto seguido se limpia del polvo sobrante del lijado y listo.

      Una vez acabado se puede ver como la superficie ha perdido las marcas de la aplicación inicial y está suficientemente lisa.

      También he aprovechado para darle algo de “estética” protegiendo con pintura y barniz el asa y los laterales.


      Muy bueno el tutorial Loco… pero ahora …

      ¿Para que sirve el asentador?

      Una vez que afilamos una herramienta, en el filo se produce una “rebaba” que es casi imperceptible. Esta rebaba hace muchas veces que un cuchillo que acabamos de afilar, no corte bien o se “enganche” al cortar.

      Esto sucede porque en realidad lo que tenemos es una serie de rebabas que forman una microsierra de rebabas que además están desalineadas entre sí, unas hacia un lado y otras hacia otro. Además de que por zonas algunas se habrán roto y otras seguirán ahí.

      Esto es lo que hace que el filo no “corte papel”, además que se va rompiendo con el uso, y si lo usamos para cocinar lo metemos a la comida.

      Además cuando ese material se pierda no percibiremos un verdadero filo, por lo que nos da la sensación que el cuchillo se desafila rápidamente. Y acabaremos reafilándolo mas a menudo, con el consiguiente desgaste innecesario de la herramienta.

      Las flechas amarillas muestran las rebabas fruto del afilado.

      Imagen

      Para eliminarla se pasa la herramienta a contra-filo por la cara verde del asentador (es decir, si afilamos como cortando, lo pulimos en sentido opuesto) para afinar el filo lo mas posible.

      Luego daremos unas pasadas por el cuero, para eliminar todas esas rebabas que el pulido no ha eliminado y dejar un filo limpio.

      El cuero tiene unos micro-poros que, junto con el movimiento mecánico eliminan las rebabas sin afectar al filo. Todos habremos visto que se dan unas pasadas a contra-filo, en un ángulo un poco mas elevado y de un lado a otro. Si ahora pensamos en las rebabas, nos daremos cuenta cual es el trabajo del cuero, doblando estas rebabas de un lado al otro para eliminarlas.

      Aquí se puede ver como queda un filo sin esas rebabas.

      Imagen


      ¿Cuantas pasadas hay que darle?…

      Cada filo es diferente y cada uso es diferente, a una barbera igual le dan 60 pasadas y a un cuchillo de cocina igual 10… hay que probar porque cada acero es diferente y cada angulo de afilado también, así como las herramientas de afilado y los granos que hemos usado.

      Aquí la experiencia manda, pero que menos de 10 pasadas por cada lado.


      He pasado por el asentador y no corta nada

      Un fallo bastante habitual y que produce bastantes quejas en usuarios de asentadores es que, tras su uso, el cuchillo ha dejado de cortar aún recién afilado.

      Es decir, terminas de afilar, pules y el filo no corta nada. Esto es por un exceso de fuerza a la hora de asentar el filo o un ángulo mal dado a la hora de asentar que ha eliminado literalmente el filo que consiguió el afilado.

      No debemos menospreciar el poder de desgaste del asentador, sobre todo del óxido de cromo, que por mas microscópico, no deja de ser una lija muy fina.

      También puede ser que el asentador sea de superficie muy blanda y al arrastrarlo por la superficie se hunda un poco el material, de forma imperceptible y llegue a eliminar el filo. Aunque no es algo tan habitual,  hay gente que hace los asentadores colocando el óxido de cromo sobre un trozo de cuero pegado o goma eva y si el trozo de cuero no es muy duro podemos encontrarnos con este problema, que se soluciona aplicando menos presión.

      Solución. Hay que volver a afilar con el grano mas fino de nuestro sistema de afilado y volver a asentar.

      Como todo, es práctica y buenas costumbres.

      Yo no soy un crack del afilado, ojo, soy un afilador normalito, pero siempre es bueno tener buenas prácticas para que, conseguir unos resultados aceptables.


      Soluciones alternativas

      No tenemos asentador ni óxido de cromo ¿que puedo hacer?

      Hay algunas soluciones alternativas a un asentador tal como el que muestro, que no consiguen los resultados que da un asentador serio, pero que nos pueden sacar del apuro o pueden ser una solución sencilla y a mano.

      No tomarlo como un ránking de mejores o peores, sinó como ideas que funcionan, ya que las he usado alguna vez.

      Sabemos de este post que hay dos fases, una de pulido y otra de asentado con el cuero. Podemos saltarnos la fase de pulido y hacer solo el asentado, que al menos nos asegure la eliminación de esas rebabas.

      Un cinturón o cualquier otra pieza de cuero que no usemos (o cuero sintético la diferencia es que el sintético no aguantará mucho tiempo) o incluso he usado una pierna de un jean viejo. Se ponen tirantes y se dan las pasadas tal como hace un barbero con una navaja de afeitar.

      También he usado la madera balsa y la madera de la tabla de cortar. Estas soluciones no son tan buenas, pero funcionan, sobre todo tenemos que ver que la superficie tenga una micro-rugosidad, en maderas muy muy lisas y pulidas no será lo mismo.

      Para el pulido del filo podemos usar la cerámica o cualquier piedra que tenga buena dureza. Digo cerámica porque si damos vuelta un plato o una taza encontramos muchas veces una parte no vitrificada que deja expuesta la cerámica. Esa zona de la cerámica servirá para pulir. Tambien si se rompe una taza podemos aplanar uno de los lados y utilizarla para esto.

      Otra opción de pulido son las miro-limas para las uñas, las que tienen una cara de lima que no se nota al tacto. Las encontramos en barras planas de goma y otras en tacos. Yo uso para algunas cosas la de taco, por ejemplo cuando trabajo el cuero y estoy afilando a medida que voy cortando y no quiero arriba de la mesa un asentador enorme, ya que solo es para darle una pasada rápida tras afilar.

      También me viene muy bien cuando viajo a algún sitio, es un pulidor portátil que no va a llamar la atención como un pulidor casero que tengo por aquí.

      Estas son solo ideas para ayudarles hasta que se hagan con los materiales para tener un verdadero asentador de filo, que agradecerán nuestros cuchillos, navajas y herramientas en general.

      Espero que les sea útil. Locoatardecer.

Mostrando 0 respuestas a los debates

Debes estar registrado para responder a este debate.

Foros HAGALO USTED MISMO (DIY) Madera Asentador de filo casero, para cuchillos, navajas y herramientas

Sorry, the comment form is closed at this time.