Las botas no se compran por su aspecto

 

Foros MATERIAL Y EQUIPAMIENTO Refugio y abrigo Las botas no se compran por su aspecto

  • Este debate está vacío.
Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #2917
      locoatardecer

      Las botas no se compran por su aspecto
      por Locoatardecer – para Preparacionismo.com

      No es que el aspecto no tenga un peso necesario, como en toda compra, pero las botas tienen dentro nuestros preciados pies, y nuestros pies sostienen todo nuestro peso, entonces la decisión de una bota debería ser algo mas que “que bota me recomiendan” o al menos no solo eso.

      Para los que hemos hecho senderismo y montaña, nuestros pies son lo mas preciado de todo. Sin ellos, no vamos a ningún sitio, y si te sale una ampolla, una rozadura, o te duele el arco del pié o el tobillo, cualquier caminata puede ser un infierno. No contemos que eso te pase a horas de cualquier sitio y sabiendo que el cálculo que hacíamos para regresar a cierta hora al coche, se verá retrasado unas cuantas horas.

      Por eso es que las botas, no se compran por su aspecto, no se compran por bonitas, no se compran porque me las han recomendado y solo porque la foto está bien sacada en internet. Las botas se tienen que probar y es una decisión dónde no podemos dejar ni un mínimo de dudas en que ese calzado, es el que necesitamos. Aunque no sea el que buscamos o nos gustaría.

      Muchas veces leo en los grupos y foros gente que pregunta sobre botas y que va a comprarlas por internet y yo me pregunto ¿Vas a adaptar el pié al calzado o es el calzado el que se tiene que adaptar al pié?. Porque una vez tengamos las botas y si además nos gustan, acabaremos con un calzado que se adapte o no, a suerte y verdad, o que se adapte en un porcentaje y en otro no, algo que en la puesta en casita frente al espejo estará muy bien, pero que en los kilómetros puede resultar un verdadero problema.

      A veces el problema puede ser una rozadura, o un poco de incomodidad, podemos tener una bota muy rígida o muy blanda, pero que nos puede parecer “algo llevable” o “tolerable” pensamos que “ya se amoldará”. Y puede ser, no digo que no, pero también puede pasar que con el paso del tiempo, meses, o años acabemos con problemas serios en el arco del pié, dolor plantar, o en el tendón de aquiles y eso se transforme en dolores pasajeros, intermitentes, o problemas crónicos.

      Incluso que los problemas no sean en el pié y afecten al tobillo o al gemelo, porque, ante la molestia o el formato del calzado, modifiquemos la pisada, consciente o inconscientemente, y acabemos con dolores, que podemos llegar a pensar que es otra cosa, por desconocer que viene del calzado, o porque pensamos que por llevarlo muchos años no puede venír de ahí.

      También deberíamos tener en cuenta, que nuestras necesidades pueden cambiar por los años, los cambios en el peso corporal, o cambios de actividad física, reduciendo, ampliando el uso o cambiando el terreno por el que solemos hacer la actividad.

      Forzar los pies es un error tremendo, porque puede traer luego lesiones a largo plazo que pueden no tener solución o tener difícil solución.


      Algunas recomendaciones para tener en cuenta

      • Preguntar para informarnos sobre marcas y modelos, pero deberíamos centrarnos en marcas que podamos probar presencialmente.
      • Entender que este no es un material que podemos elegir por “referencias” de otras personas, ni por las modas, si queremos algo realmente funcional.
      • No guiarse, por si son militares, policiales, tácticas o de montaña, ni por el “nombre” que tenga la marca en ese momento. Guiarse por la comodidad del calzado.
      • Probarse botas de distintas marcas y modelos. Lo que nos puede parecer cómodo en un modelo, al probarnos otro puede cambiar lo que pensamos. Necesitamos probar varias para poder valorar.
      • Probando podemos descubrir, que lo que mejor nos vá, viene de marcas que no lo esperamos o no teníamos en cuenta. Incluso darnos cuenta que nos va mejor que una bota, otro tipo de calzado. No lo descartes.
      • Una misma marca puede tener dos modelos y uno te funcione y otro nó.
      • Es mejor si además, nos probamos dos o tres pares del modelo que hemos elegido. En algunas marcas sucede que hay pequeños cambios entre pares, así nos quedamos con los que mejor nos van.
      • Los calzados tienen distintos formatos al fabricarlos, también llamados “hormas” que influyen directamente en la comodidad, y uno de los motivos por los que hay que probarlos. Generalmente preguntaremos al vendedor si tiene botas de “horma ancha” u “horma estrecha”, que solo es un parámetro de la horma, pero es lo que nos interesa y que podrán conocer en tienda.
      • Salvo en calzado para de correr, es raro que tengamos opciones al tipo de pisada, con modelos para supinador, pronador o neutro. Pero de haberlo, es otra característica a tener en cuenta. ¿como es nuestra pisada?. (ya habrá post sobre este tema)
      • No olvides que tan importante es el calzado como los calcetines o medias que conjunten con ese calzado, siempre hay que ir a probarlos con lo que luego usaremos. Incluso si usan dos calcetines hay que ir con esos dos calcentines para ver que el calzado se ajuste al uso que luego tendrá. Los calcetines cambian de espesor, materiales, etc.
      • Por último, como siempre, está el gusto y el tema estético, que tienen el peso que tiene que tener, como en cualquier compra y que no se puede olvidar, pero que no debiera ir delante de la comodidad y adaptación del calzado.

      Es cierto que si ya eres montañero, senderista, si ya haces actividades al aire libre, ya tendrás tus marcas y modelos y sabrás que te va bien y que no. Evidentemente este artículo es para ayudar a quienes aún no tienen claro como comprar, pero también a aquellos anclados a marcas o modelos, y que por no salir de lo que acostumbran, no mejoran su calzado o incluso pueden estar generandose un problema en los pies, sin saberlo.

      Muchas personas pueden estar usando calzado de montaña para la ciudad, y no pasarle nada, por adaptación o por costumbre y estar perfectamente, o quizás se estén generando un problema que descubrirán tarde. Así como personas que acostumbran a ir en zapatillas (tennis, deportivas) a la naturaleza, el día que descubran la protección que dan unas botas, no las cambien por nada.

      Nuestros pies, para un preparacionista, son un punto central, no algo accesorio, no podemos ir con equipamiento caro y tener el calzado y calcetines mas baratos, no podemos descuidar lo que nos va a sacar andando o corriendo del problema, no podemos dejar para lo último, aquello de lo que dependemos para que cargue nuestras mochilas, o nos lleve por horas hasta un lugar seguro.

      Espero que les sea útil. Locoatardecer.

       

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Foros MATERIAL Y EQUIPAMIENTO Refugio y abrigo Las botas no se compran por su aspecto

Sorry, the comment form is closed at this time.