Sembrar consciencia nutricional en los niños

 

Foros PREPARACION En Familia Sembrar consciencia nutricional en los niños

  • Este debate está vacío.
Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #3334
      locoatardecer

      Sembrar consciencia nutricional en los niños
      por Locoatardecer – para Preparacionismo.com

      Desde pequeños nuestras madres nos decían “come zanahoria que es buena para la vista”, “come pátano porque tiene potasio” o simplemente, “comete eso o no sales a jugar” jjajajja

      Pero hoy vivimos en la era de la información (y la desinformación) por lo que ya de pequeños empiezan a sentir la “presión social”, tanto en el entorno, colegio, medios de difusión, de lo que está bien comer y lo que está mal. Dónde, niños de corta edad, dicen cosas como que el gluten es malo o que son intolerantes a la lactosa porque sus amigas o amigos lo dicen.

      O como me sucedió a mi en la primaria, dónde una profesora que intentaba adoctrinarnos en el vegetarianismo, nos explicó con lujo de detalles, como a medida que comemos más carne vamos introduciendo en nuestro cuerpo parte del animal y nos va transformando en animales. Hay que ser mala persona… menos mal que en casa mi madre, además de reirse un montón y de explicarme las cosas, fue a hablar con la maestra. (Y eso que ella era casi totalmente vegetariana).

      Así que es importante hoy en día orientar un poco a los niños, para evitar que den por buenas muchas de las consignas que les llegan desde todos los ámbitos (y a nosotros también), que por pura repetición se van transformando en verdades, siendo a veces verdades a medias, y otras incluso simple promoción de poductos, que van desde corrientes de alimentación, pasando por las dietas de moda y hasta los alimentos milagrosos, todos ellos exóticos y todos ellos caros.

      Si sumamos además que hay mucha información distorsionada en los etiquetados, muchos eufemismos en los paquetes, es decir, se usan cosas como “come sano” (aunque el producto lleve mas grasas saturadas que producto), “integral” “sin gluten”, etc, y todo ese bombardeo comienza a temprana edad en la boca de los crios. (y nuestra también) y puede tener un impacto negativo en la dieta de niños en crecimiento y a futuro impactando en su dieta de adultos y en la de sus hijos.


      Voy a resumir un documental que vi en la TV sobre el “Flúor” que sirve de ejemplo. No seré preciso porque lo ví hace muchos años y lo que comento es de memoria, pero servirá a rasgos generales.

      Una compañia minera en USA realiza vertidos de agua de la mina, y como el suelo era rico e Flúor esta gente acabó llenando las fuentes de agua de poblaciones cercanas, con concentraciones altísimas de Flúor. Cuando empezaron los problemas de salud, se detectó esto y se inició un juicio tremendo a esa compañía. Para salvarse del problema pagó un estudio que hablaba de los beneficios del Flúor en la salud, como si por poco y hubiesen mejorado la vida de esas personas.. Como imaginamos, dudoso estudio médico, dado por bueno y que salvó a la compañia de los jucios.

      Ese estudio médico con el tiempo quedó dado por bueno, y entonces se recogió (como tantos estudios que hay) y entonces comenzaron algunas empresas fabricantes a poner Flúor en sus productos y a promocionar que había un estudio que hablaba de lo bueno que era para la salud.

      Entonces empezaron las pubicidades, envases, médicos explicando el estudio, y el Flúor fue la estrella de la salud. Todo debía tener Flúor para poder mejorar la salud. De hecho hubo un tiempo en que no existía pasta dental sin Flúor… Hoy sabemos que todos esos beneficios vienen de un estudio que fue un engaño, pero por décadas y en todo el mundo, millones de personas incluyeron un componente que era potencialmente venenoso… si…

      Pero no te sobresaltes, ahora se da por bueno una imágen con cuatro palabras en una Red social, ya ni hace falta estudio…


      Y comento el caso del Fúor para tomar consciencia de todos esos alimentos milagrosos, minerales milagrosos, tierras milagrosas, y tantas otras campañas que nos comemos con patatas, como la intolerancia al gluten, a la lactosa, campañas en contra de la sal, del azúcar, de las grasas, de los carbohidratos, ¡cuidado! ¡cuerpo a tierra! hay alimentos irritantes del colon!… jajajja.

      Y tantas otras cosas, que cada vez nos confuden más. Cuando la receta más eficaz es comida variada, balanceada, hacer algo de ejercicio y no pasarse con nada de todo eso.

      Entonces, si así vamos los adultos, ¿que va a pasar con la alimentación de nuestros hijos si no les enseñamos a decidir?, ¿si no le enseñamos la importancia de aprender un poco de nutrición? ¿si no les enseñamos a leer lo que compran? (y podríamos empezar a hacerlo nosotros). Es decir, enseñarles un poco de nutrición básica para que luego tengan las herramientas para decidir lo bueno y lo malo.

      Y cuando hablo de informarles, es enseñarles a decidir,  NO adoctrinarles. Por eso el titulo del post habla de “conciencia nutricional”, es decir, enseñarle lo que come cuando come, o cuando vamos a comprar, o simplemente abriendo la despensa y mirar los productos que tenemos y enseñarle que es cada alimento y porque los hemos elegido, que es una forma de decirles “tienes que mirar lo que compras y saber porqué lo compras”, tratando de evitar, si podemos, que el día de mañana compre por impulso y sin mirar lo que compra.

      El ejercicio puede empezar por ver la cantidad de azucar que llevan distintos alimentos, las grasas, las saturadas, las calorias, etc. Solo enseñandoles que la información está ahí en la etiqueta, y explicarle que es lo que dice ese misterioso cuadro nutricional. Y que se acostumbre también a mirar algunas cosas que contiene el detalle de composición, y cuales son las cosas que tiene ese producto en la etiqueta y que están puestos para vendernos. Todo según la edad. A una corta edad conceptos sencillos y generales, y a medida que crece ir introduciendo más cosas.

      Por ejemplo, es ahora ideal el utilizar el tema de moda sobre el aceite de palma, para explicarle cual es el problema del mismo, y que aprenda a decidir entre productos que lo tienen o no lo tienen y si la cantidad grasa del alimento o grasa saturada merce la pena para no consumir dicho producto.

      De esta forma, con solo dos conceptos, comparando y un poco jugando, le decimos que a la hora de comprar lo mire y que tome la decisión.

      Caso real, nos encontramos con dos cereales con chocolate similares, los dos le gustaban, cuya cantidad de grasas y grasas saturadas tenían una diferencia muy grande. Entonces le explicamos que si tenemos dos productos que a nosotros nos da lo mismo comer uno que otro, ¿porque no elegir el que menos grasas saturadas tiene?.  (Cierto que hay otras cosas que mirar, pero estamos hablando de una iniciación).

      Y no es que esté en contra de las grasas, ni contra las calorias, ni contra nada (que hay que aclararlo todo), simplemente es una forma de ir introduciendo en el conocimiento y la costumbre de mirarlo, y la costumbre de tomar una decisión a través de una compra inteligente y no a través de una compra impulsiva.

      Esto en principio puede parecer no funcionar, igual no hacen mucho caso, o igual eligen de cualquier forma, pero las cosas a la larga quedan, y si cada vez que vamos hacemos esto con algún producto, se acostumbrarán

      Un día en el super me pongo a mirar unas galletas altas en grasas y le digo “ufff que barbaridad, tiene tanto de grasas y tanto de saturadas” (era una burrada) y le digo ¿será por el relleno de chocolate?.. me mira… le digo a ver cuanto tiene un un bote de cacao en polvo Nesquik y fue y lo miró y lo comparó y se soprendió que unas galletas tuvieran mas grasas y mas saturadas y mas kcal que un simple Nesquik.

      Hoy en día no es raro que antes de decidir por un producto, lo mire, a veces hasta lo compare con otros. Esto muchas veces hace que compre por este análisis que hace y a veces no, simplemente lo compra porque le da la gana. Pero ¿saben que no hace si elige el peor? comprarlo habitualmente, y eso ya son grandes logros. ¿no?.

      Además, salvo que me pregunte algo o me comente algo de la etiqueta (a veces se encuentra con burradas que le sorprenden en los productos), es un proceso en el que no participo, lo dejo. Luego al salir igual le pregunto que miraba y a veces lo hace por costumbre y en otras me comenta lo que ha mirado.

      También es cierto que una de las primeras cosas que le he enseñado es que nada es malo del todo, si regulamos su cantidad. explicandole cosas cosas como que, comerte un embutido una vez por mes, no es lo mismo que por semana, no es lo mismo que comerlo 3 veces por día, y que no nos afecta lo mismo el azúcar de un helado una vez al mes, que las galletas o los zumos o cualquier otro producto de consumo mas habitual, por más que lo relacionemos con algo sano.

      Espero que poco a poco este tipo de ejercicios le vayan calando y que vaya sembrando una futura curiosidad por la nutrición.


      Se que en estos temas cada uno tiene sus costumbres y manías, por lo que los ejemplos puestos no son mas que eso, ejemplos personales, y que cada uno adaptará a sus costumbres, edad de sus hijos, y la personalidad de cada niño.

      Pero espero que el post sirva para comenzar a sembrar “conciencia nutricional” en los niños, nuestros futuros adultos, y ayudar también así a que sean críticos con los productos, con los envases, con los marcajes, sellos de calidad y modas.

      Recuerda que la alimentación le acompañará toda la vida, y que influye directamente sobre su salud, no es algo para dejarlo al azar, ni de mano de las marcas, sus publicidades y consignas, o de la mano de imágenes con cuatro frases, colgadas en una Red social.

      Quiero decir que en esta sección de “Los más desprotegidos”, no intento dar lecciones de nada, sino más bien comentar lo que yo hago y como lo hago, lo que me funciona y nada más.

      Espero que les sea útil. Locoatardecer.

       

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Foros PREPARACION En Familia Sembrar consciencia nutricional en los niños

Sorry, the comment form is closed at this time.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad